10 errores frecuentes en una sesión de coaching


2 Flares



Filament.io






2 Flares


×

10 errores frecuentes en una sesión coaching

 

Hemos comentado cuáles son los errores más frecuentes en coaching, pero consideramos importante también nombrar los principales errores frecuentes en una sesión de coaching, ya que son los que afectan directamente a las personas que se decantan por realizar finalmente el coaching.

10 errores sesion coaching

los 10 errores

Un error ya mencionado anteriormente es no saber diferenciar entre coaching, consultoría, formación, mentoring o cualquier otra cosa, de manera que el profesional se acaba comportando como otro o el coachee acaba decepcionándose por lo que allí encuentra. Piensa que un coach va a comportarse como un psicólogo o le va a enseñar cosas que no sabe, o tiene otras expectativas, por lo que la sesión puede acabar siendo un desastre.

 

Otro error importante por parte de algunos coach se encuentra en que quieren dirigir la conversación a lo que les interesa, y por eso hacen preguntas enfocadas y en muchas ocasiones subjetivas. No hay que orientar ni guiar ni buscar respuestas concretas, sino que debe ser la persona que se somete a la sesión de coaching la que encuentre sus propias respuestas.

 

La pregunta perfecta no existe, por lo que no hay que buscarla. Es mucho mejor dejarse llevar y hacer las preguntas según surjan, sin intentar enfocar la conversación, dejando que el coachee sea el que dirija la conversación, aunque siempre con alguien detrás que le ayude a buscar su propio camino.

 

Tener miedo a interrumpir al coachee, o interrumpirlo demasiado. Es necesario que el coachee hable todo cuanto considere oportuno, pero si se sale del tema o se considera que es importante volver al punto en que se inició, interrumpir puede llegar a ser aconsejable. Eso sí, otro error es intentar interrumpir antes de tiempo, no dejando hablar a la otra persona, evitando que de esa conversación “tonta” pueda salir algo interesante.

 

No enfocarse, no buscar objetivos finales, o no creer que sean necesarios. Es importante desde un primer momento descubrir qué es lo que se quieren con las sesiones y planificar cómo se deben conseguir estos objetivos finales. Se debe buscar una meta y luchar por ella para alcanzarla en un tiempo determinado. Definir mal los objetivos finales, o los plazos para conseguirlos, también puede ser otro de los errores que se suelen cometer en coaching.

 

No asumir compromisos, o en caso de “asumirlos” no cumplirlos. Hay que dejar bien claro desde el principio los compromisos que se deben asumir y consumarlos. Solo las palabras no llevan a ninguna parte, al menos en la mayoría de los casos.

 

Que el coach cuestione o juzgue a su coachee, o que el coachee tenga miedo a que esto suceda. Tiene que haber cierta profesionalidad y confianza como para que esto, ni ningún otro malentendido, no impida avanzar en las sesiones.

 

Que el coachee vaya a las sesiones de coaching por obligación, porque la empresa o cualquier otra persona “le obliga” de cierta forma. Debe ser un proceso voluntario, y de ninguna manera una obligación.

 

Establecer una relación de amistad o compañerismo entre coach y coachee. Un coach no es un amigo, no debe serlo, no debe haber una relación  más allá de la profesional, ya que si se rebasan ciertas barreras se pueden acabar cometiendo errores importantes. Es cierto que estos pueden llegar a pasar un tiempo juntos, pero no se deben confundir las cosas.

 

Dejar pasar mucho tiempo entre unas sesiones y otras, haciendo que éstas no tengan tanto efecto. Se requiere una cierta constancia, una frecuencia correcta porque sino o no hay resultados o no son los mismos o se cumplen en mucho tiempo.


 

Un buen coaching puede llevar a una persona mucho más allá de lo que nunca se había imaginado, así que ¡hagamos buen coaching!


2 Flares



Twitter


2








Facebook


0








Google+


0








LinkedIn


0








Buffer


0








Filament.io






2 Flares


×

Responder

Iris Integra

Contribuimos al crecimiento de las empresas a través del desarrollo de las personas. Impulsamos la mejora continua del Know How y el modelo de negocio de las empresas, a través del desarrollo continuo del talento.

 

Carril de Los Caseros, 10
30167 La Raya, Murcia (España)
+34 968 900 327 | Teléfono
+34 968 903 930 | Fax
info@iris-integra.net

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y te mantendremos informad@ de todas nuestras novedades.